¡No temas! es una orden no una opción

Escrito por el Lunes, 7 Marzo, 2011 | 0 comments


Al leer los cuatro evangelios de la biblia los cuales relatan los hechos ocurridos durante el ministerio de 3 años del Señor Jesús en la tierra vemos que ocurrieron muchas cosas que lograron turbar el corazón de los discípulos en su momento, como fue la persecución, tanto política como religiosa, tempestades en el mar,  la incertidumbre de no entender lo que quería decir Jesús en su momento cuando les decía que sería entregado, moriría y luego resucitaría, la traición de Judas, la crucifixión de Jesucristo etc. Fueron tiempos muy complicados y situaciones muy complejas sin embargo El Señor Jesús sabiendo de antemano que todo esto ocurriría constantemente les hablaba de que mantuvieran su paz y de no temer.

Nuestro Señor Jesús les dijo a sus discípulos en cierta ocasión:

“La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.” Juan 14:27 (Nueva Versión Internacional)

Es interesante ver como en la biblia el valor y el no temer no son cosas dadas sino que son desarrolladas, en la biblia no encontramos pasajes donde diga que Dios dio valor directamente a alguien o que le quitó el temor a alguien en un hecho milagroso.

Una orden, no una sugerencia

La biblia habla del valor y el temor como una decisión y lo más impresionante es que cuando se expresa sobre estos temas los habla en tono de orden, no nos dice “traten de no tener miedo” ni tampoco nos dice “aprendan a tener valor”, en repetidas ocasiones la biblia nos dice “No temas” “Se valiente” “Esfuérzate” “Levántate”, eso es una ORDEN, NO UNA SUGERENCIA por lo que esto nos indica que Dios puso en nuestra manos estas cosas y que ya está en nosotros, no es algo que él nos tenga que dar sino es algo que ya tenemos pero que hay que sacar y desarrollar.

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque El Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9

La biblia nos enseña que Dios nos cuida y nos protege en todo momento pero que exige esfuerzo y valentía para salir de situaciones adversas y conquistar las distintas batallas de la vida, esto incluso lo demando de su propio hijo Jesucristo el cual vino a pasar persecución, insultos, humillaciones, golpes, azotes e incluso muerte en una cruz, y todo esto con un propósito en mente, con un plan perfecto y una meta por alcanzar.

No hay excusas, cuando Dios demanda esfuerzo, valor y dejar a un lado el temor esto aplica para todos, pues Dios lo que pide es la determinación y la mentalidad enfocada hacia adelante, las herramientas y las condiciones las proveerá él , nosotros no debemos preocuparnos como o de donde él hará esto o aquello y es ahí donde entra la fe, pues usted puede estar seguro que Dios hará su parte cuando nosotros hagamos la nuestra, la cual es creer, levantarnos con valor desechando el temor de nuestras vidas.

Nadie dice que sea fácil

Grabe esto en su mente desde ahora en adelante, NADA ES FÁCIL y sobre todo las cosas en Cristo, pues hay todo un ejército del mal opuesto para que los hijos de Dios no triunfen, hay una guerra espiritual llevándose a cabo alrededor nuestro aunque no la veamos, y parte de las tácticas del maligno es esclavizar al ser humano en temor, en desesperanza, en fatalismo y caos.

Ahora bien, el que no sea fácil no quiere decir que sea imposible, Dios usó gente en su momento como Moisés, un hombre común que por cierto era un hombre bastante mayor en el momento de su llamado el cual no podía hablar bien según el mismo decía y fue el instrumento que Dios usó para liberar a su pueblo, escribir su ley y partir el mar en dos entre muchas otras cosas, y en realidad no fue Moisés quien hizo todo esto sino Dios a través de él. Mi amigo(a) a Dios no le interesa que tanto sepas, tengas o puedas hacer, a Dios solo le interesa SI ESTAS DISPUESTO A HACERLO, ya que él es quien da las herramientas y todo lo que necesitas para lograrlo.

Hay una razón por la cual muchos no son liberados del temor y la verdad es porque muchos tratan el temor como una enfermedad cuando la realidad es que no estás enfermo sino mal informado o como una condición de por vida o diagnostican a una persona como nerviosa crónica, pero esto es algo aprendido, nadie nace cobarde o valiente sino que su ambiente, formación y pensamientos hacen que la persona viva de esa manera.

El peligro del temor

La razón por la cual la biblia hace un énfasis muy claro sobre liberarnos del temor, y el porqué esta es una decisión que hay que tomar y no un don por recibir es porque el problema radica en que donde hay temor hay también incredulidad pues no existe la certeza ni la convicción (fe) de que aquella situación puede mejorar, por lo tanto el fatalismo y el pánico llegan invitados a la fiesta de pensamientos negativos haciendo un caos en la vida del que vive en temor.

Donde hay fe no hay temor, pues para el que tiene fe todo es posible, sea enfermedad, sea problema financiero, sea lo que sea esta bajo la autoridad de Cristo y es él quien tiene la última palabra, por lo tanto donde existe la fe el temor no tiene mucho terreno donde trabajar.

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.” Marcos 9:23

Conclusión

Con todo lo anterior no digo que las situaciones preocupantes de la vida no vendrán ni que la angustia no tocará nuestras puertas o que las eventualidades de la vida no nos sorprenderán, lo que digo es que con una fe bien cimentada y una actitud ofensiva contra el temor, sea lo que sea que venga no tendrá el mismo impacto, el pánico no se apoderará de usted, las respuestas vendrán de parte de Dios y eventualmente todo se solucionará.  Dios regularmente no evitará la prueba, pero si te dará lo suficiente para salir de ella.

No trate de racionalizar a Dios, si bien es cierto la mayoría de las veces no entendemos como Dios actúa, si podemos estar seguros que él no lo hace con motivaciones extrañas, Dios sabe lo que está haciendo, nosotros la mayoría del tiempo no. Dios no ve las cosas como las vemos nosotros egoístamente, Dios no ve la vida o la muerte ni el tiempo como lo vemos nosotros, por lo que cuando nosotros vemos conflicto y caos, Dios ve oportunidades de manifestar su poder y gloría.

Creámosle a Dios eliminando toda duda, de esta manera esa situación imposible ahora es posible, no se preocupe como Dios lo va a hacer, déjele a Él los: ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué? ¿Quién?.

La confianza en que Dios hará lo que sea necesario en su momento se llevará consigo el temor y el triunfo es inevitable. Las batallas no dejaran de venir y el enemigo no dejara de atacar, pero sepa que Dios y usted hacen el mejor equipo y no dejarán de ganar nunca.

“Echando toda vuestra ansiedad sobre él (Dios), porque él tiene cuidado de vosotros.” 1 Pedro 5:7

Que El Señor Jesucristo te mantenga firme hasta el fin.

Su amigo y hermano en Cristo,

Juan C. Sancho

A %d blogueros les gusta esto: