¿Cómo se vence en Cristo?

Escrito por el Domingo, 27 Enero, 2008 | 0 comments


¿Como ha estado últimamente? ¿Esta su mente siendo acosada a menudo con pensamientos negativos de duda, preocupación, temor o inseguridad de cualquier tipo? Si es así, déjeme decirle que usted no está solo(a).

Usted no está solo(a)

Incluso los grandes hombres y mujeres de la fe nos dice la Biblia experimentaron estas circunstancias. La Palabra de Dios nos dice que incluso Jesús estuvo entristecido al punto de la muerte en el huerto de Getsemaní, pues Él sabía de antemano como iba a morir y por los golpes, torturas y humillaciones que iba a pasar y en su condición de humano experimento todas las sensaciones obvias de temor y angustia que cualquier persona al saber que su muerte le espera puede tener.

La biblia en Hebreos 4:15 nos dice:

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno (Jesucristo) que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Este pasaje nos dice que Nuestro gran sumo sacerdote Jesucristo, fue tentado en todo sentido como todo ser humano por lo que él sabe lo que es ser un humano y padecer temor, angustia, dudas, problemas, persecución y hasta la muerte, por eso nunca piense que Dios no sabe lo que usted está pasando o que a Él no le importa, Dios está muy consciente de su carga y desea ayudarle.

El enemigo (satanás, diablo) tratará de llenar nuestras mentes con sugerencias negativas, para ver si estas penetran en nuestros corazones y quebrantan nuestra fe, sobretodo si se está pasando por circumstancias desafiantes, pues desafortunadamente muchos en la fe cuando están con problemas bajan la guardia, empiezan a dudar, dejan de orar, empiezan a renegar contra Dios, vuelven a su antigua forma de vivir, de hablar y de pensar por lo que al enemigo no le cuesta nada hacerlos pedazos psicológica y espiritualmente.

Hoy, es tiempo de alzar el escudo de la fe (Efesios 6:16), es tiempo de que usted y yo sepamos reconocer la sutil voz de Satanás y reprenderlo en el nombre de Jesús y empezar de una vez por todas a ganar batallas, si usted es un(a) hijo(a) del Rey del Universo, empiece a actuar como uno(a) y diga como el apóstol Pablo dijo: todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Filipenses 4:13).

Un problema es una oportunidad para vencer

Cada día usted se enfrenta con oportunidades para demostrar su fe en Dios y vencer al enemigo. Su primer paso de defensa es tener una mente que esta guardada por la Palabra de Dios. Usted tiene que convertirse en el guardián de su manera de pensar y rehusar los pensamientos negativos del diablo, el Apóstol Pablo nos habla de esto en 2 Corintios 10:5 al decirnos que debemos llevar cautivos nuestros pensamientos a la obediencia de Cristo, por lo que es de suma importancia el que usted lea la palabra de Dios y tenga palabras y argumentos con que vencer al enemigo. Jesús cuando fue tentado 3 veces en el desierto no le respondió a Satanás con palabras propias sino que le respondió con 3 pasajes bíblicos y al final el enemigo tuvo que huir (Mateo 4:1-11)

¿Por qué tuvo que huir el diablo? Usted lo entenderá al leer lo que dice el autor en Hebreos 4:12 sobre la palabra de Dios:

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”

¿Cómo podría el diablo hacerle frente a tal arma? La mejor noticia es que esa arma se nos dio a usted y a mí, esa biblia que está casi siempre guardada y empolvada en muchas de nuestras casas y que la vemos muchas veces como un libro mas, en el mundo espiritual es un arma de destrucción masiva de demonios y poderes del mal.

¿Cómo usamos esta arma?

Cuando usted y yo nos educamos en la palabra de Dios, el reino de las tinieblas se preocupa pues usted es un soldado de Cristo bien armado que entra a pelear en el campo de batalla de la fe, ese reino que quiere tenerle cautivo, temeroso y enfermo se estremece pues sabe que entre más usted entienda su papel como hijo de Dios menores serán sus posibilidades de vencerle. ¿No es esto maravilloso?

Lo primero que usted debe entender es que su mente es un campo de batalla. La mente es el estadio de la fe y cada batalla que usted enfrenta será ganada o perdida en su mente. Dios quiere que su mente esté completamente sujeta a su Palabra para que pueda vencer a Satanás. Pero recuerde, el enemigo, también desea controlar su manera de pensar y él obtendrá acceso a sus pensamientos solo si usted se lo permite.

El Evangelio según San Juan 10:10 nos aclara que:

“El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir…”

Este pasaje hace alusión del propósito de Satanás en el mundo, así que no piense que nuestro enemigo está jugando, la batalla de la fe es muy seria y el diablo no da tregua, ni descansa, ni tiene misericordia, él tratara de destruirle de todas las maneras que pueda y si él logra ganar la batalla en su mente, él puede destruir su vida, véalo a su alrededor en la prostitución, drogadicción, alcoholismo, violencia, asesinatos, brujería, etc. Todas estas son batallas perdidas en la mente, pues estas personas que perdieron estas batallas no tenían el conocimiento ni la palabra de Dios en sus corazones y el diablo les destruyó.

Cuando Satanás ve una oportunidad para aprovecharse de usted, él intentará hacerlo, nunca lo dude. Él sacará el máximo provecho cuando usted se descuide, si usted solo se enfoca en las situaciones y circunstancias negativas de la vida y se revuelca en lástima y autocompasión en vez de doblar rodillas y pedirle a Dios, el diablo estará esperando el momento en que usted baje su escudo de fe y empiece a dudar de Dios y en su palabra, entonces le atacará.

Contraataque con lo que sabe

Cuando usted da lugar a estas emociones negativas, abre la puerta para recibir solo maldición, problemas y miseria. El diablo se siente victorioso cuando usted vive enojado(a), frustrado(a) y triste. Cuando usted solo habla palabras que coinciden con sus sentimientos negativos, usted le da al diablo lo que necesita para agobiarlo, atemorizarlo y deprimirle, así que no permita esto nunca, recuerde que usted es un(a) hijo(a) de Dios, por lo tanto hable palabras que coincidan con la palabra de Dios y reprenda al diablo no con palabras propias sino con la palabra de Dios.

Por ejemplo:

Cuando el diablo le quiera infundir temor declare lo que dice la palabra de Dios:

“El Señor es mi luz y mi salvación de quien temeré” (Salmos 27:1)

Cuando haya oposición y problemas múltiples declare lo que dice la palabra de Dios:

“Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo debo estar confiado.” (Salmos 27:3)

Cuando sienta inseguridad declare lo que dice la palabra de Dios:

“a sus ángeles mandará acerca de mi, Que me guarden en todos mis caminos.” (Salmo 91:11)

….y así sucesivamente mi amigo(a), estudie la palabra de Dios, memorice pasajes que luego le ayuden a combatir a Satanás y aplíquenlos con fe, crea en El Señor Jesucristo y Él respaldara su palabra.

Esta es la buena noticia que usted y yo tenemos acceso al poder que vence al diablo por medio de la Palabra de Dios en el nombre de Jesús. La Palabra de Dios sirve como arma contra las palabras del enemigo. Para ganar la batalla de la mente, usted debe meditar en esa Palabra todo el tiempo (Josué 1:8). Al llenar su mente con palabras y pensamientos de Dios, usted podrá mantener la mente positiva en medio de las situaciones negativas.

Confesar pasajes de la biblia en su vida que tienen que ver con áreas importantes como su mente, voluntad y emociones, al igual que ciertas circunstancias que todos pasamos también es una de las cosas más poderosas que usted y yo podemos hacer para vencer al enemigo, pues nos cubrimos con promesas que Dios ha hecho para usted y para mí y por medio de la fe somos más que vencedores. ¡Hay poder en sus palabras, y cuando usted ora de acuerdo con la Palabra de Dios, en el nombre de Jesús, usted calla al diablo y este huye de usted!

¿Que vas a hacer de ahora en adelante?

Usted no puede simplemente cerrar los ojos y desear que los pensamientos malos, las enfermedades y las circunstancias negativas desaparezcan, eso NO funciona así, la batalla de la fe es DINAMICA, o sea usted o está haciendo algo o no está haciendo nada para ganarla.

¡Cuando Satanás le rete a usted y se encuentre en la lucha, no se acobarde, no tema, solamente créale a Dios y manténgase de pie en la lucha hasta que vea la victoria! No importa si toma días, meses o incluso años, No importa si usted tiene que confesar una misma escritura de la biblia 500 veces al día, hágalo hasta que se la aprenda, hágalo hasta que la crea, hágalo hasta que el diablo huya de usted vencido.

Una vez que usted haya puesto sus defensas en Cristo, los pensamientos negativos seguirán viniendo, los problemas segarían apareciendo, pero usted ya no los vera igual pues usted ya sabe como vencerlos, usted ya no será el perdedor de batallas que antes doblegaba Satanás, sino que ahora es un guerrero vencedor de Cristo listo para cualquier ataque del enemigo y las mismas huestes del mal sabrán que usted no es un cobarde y que con usted no tendrán más una batalla fácil.

Me despido de ustedes hermanos deseando que nuestro Señor y Salvador Jesucristo los guarde y los siga bendiciendo y que su Espíritu Santo les dé el entendimiento y la guía necesaria para discernir corazones y desenmascarar las intensiones del enemigo en sus vidas.

Su amigo y hermano en Cristo,

Juan C. Sancho

A %d blogueros les gusta esto: