Sea un héroe

Escrito por | 0 comments


No existe el cristianismo estático o cristianismo pasivo, muchos creen que el cristianismo es recibir a cristo, ser salvo y listo y que el resto del mundo vea como le hace para salvarse, y esto es un error pues la persona que ha sido redimida por la sangre de Jesucristo y tiene al Espíritu de Dios trabajando en su interior, AUTOMÁTICAMENTE siente una necesidad que no comprende por hablar de Dios, siente pasión y curiosidad por las cosas de Dios, siente la carga y la tristeza de ver un mundo que se pierde y hace lo posible dentro de sus posibilidades por rescatar aunque sea a una persona en su vida de las garras del maligno trayéndole al conocimiento del evangelio.

Me sería muy difícil creer que cristianos genuinos de larga trayectoria y años en el evangelio en toda su vida de creyentes no hayan alcanzado mínimo una persona para Dios, y si los hay, no se que clase de cristianismo han vivido hasta hoy o en qué clase de doctrina fueron enseñados pues el mandato de ir por todo el mundo predicando LAS BUENAS NUEVAS DE SALVACIÓN fue dado directamente por Jesucristo a TODOS, no solo a un grupo especifico o a líderes de iglesias.

Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado… (Mateo 28:19-20)

¿Qué clase de fe profesamos?

No se puede presumir tener una FE Cristiana genuina sin la evangelización o sin esa pasión por rescatar almas del infierno hablándoles de Dios y sus bondades.

¿Cómo podemos llegar adoptar una posición de indiferencia ante un mundo que se pierde? donde amigos, primos, hijos, padres, nietos etc, se están yendo al infierno todos los días y un montón de creyentes están sentados leyendo su biblia cómodamente entendidos que ellos ya de por sí son salvos y que los demás vean a ver cómo le hacen para salvarse.

Es curioso ver en los periódicos y en la televisión los anuncios de obituario: “Don FULANO DE TAL Descansa en la paz del Señor” o escuchar a gente decir: “Es que fulano está con el Señor” refiriéndose a su muerte. ¿Pero? ¿Está seguro(a) que eso es así? Es feo decirlo y es lamentable incluso considerarlo pero la realidad es que nadie cree que va a ir al infierno y mucho menos nadie quiere aceptar que un familiar de ellos fallecido no está con Dios, pues para todo el mundo: TODOS VAN AL CIELO. ¡Ojala fuera así! Pero esa no es la realidad.

Amigo(a) en este artículo quiero traerle a reflexionar de que es necesario que aterricemos en nuestros pensamientos y que pongamos los pies sobre la tierra sobre lo que está en juego aquí: ALMAS.

Solo la fe en Jesucristo es lo que libra al ser humano del castigo eterno y actualmente están muriendo amigos, hijos, padres, nietos, sobrinos, esposos(as) etc. alrededor del mundo sin este conocimiento y por lamentable que suene y por más que sus familiares no lo deseen aceptar o incluso pensar, si estas personas durante su vida no tuvieron un encuentro con Jesucristo la realidad es que estas personas no están con El Señor. ¿Entiende usted lo que le estoy diciendo?

Amigo(a) como lo he repetido en artículos anteriores: el infierno es real, no se deje engañar, no tome este mensaje a la ligera, el propósito de este artículo no es asustarle, sino traerle a la reflexión de que sus amigos y familiares necesitan de Cristo y que están en peligro constante de perderse si el día de su muerte llega sin que estos conozcan de Él. Así que dejemos el ego, el miedo y la vergüenza de lado que lo que está en juego son las almas de gente que queremos y estimamos en este mundo.

Medite en lo siguiente: ¿

Quién sabiendo que su casa se está quemando mientras todos duermen se levanta rápidamente y sale solo de la casa y se salva así mismo? ¡NADIE! Cada uno de nosotros aun arriesgando nuestra propia vida haríamos hasta lo imposible por salvar inclusive hasta a la mascota de la casa si fuera posible.

¿Tiene esto sentido para usted mi amigo(a)? Pues si usted por lógica puede comprender esto, déjeme decirle estimado amigo(a) que este mundo que llamamos hogar se está quemando espiritualmente y al igual que el ejemplo de la casa, usted y yo que sabemos lo que ocurre no podemos simplemente salir huyendo del incendio espiritual que existe mientras nuestros familiares y amigos duermen en su ignorancia y nosotros sin hacer nada.

¿Pero cómo le hago?

El cristiano debe evangelizar, y con esto no le estoy hablando de un método en especial ni de un público en particular, Dios sabe donde ubica estratégicamente a su pueblo, usted puede ser el predicador de su casa, de su oficina, de su escuela o colegio, etc. Muchas veces pensamos con duda, temor o vergüenza donde o a quien podríamos hablarle de Cristo sin entender que en nuestro propio seno familiar hay muchos que aun no son salvos por lo que podríamos empezar con ellos, igual no le estoy sugiriendo que vaya de casa en casa hablándole a gente desconocida, pues para esto se necesita no solo de preparación sino de habilidad de palabra por parte de Dios y su disposición pero si Dios le ha dado esa faculta de hacerlo pues hágalo, no le digo que se pare en una esquina a predicar, pero si tiene la habilidad de hacerlo hágalo, sino es muy bueno hablando, pero si es bueno escribiendo pues hágalo a través de mensajes escritos, si no puede salir de su casa, pues por Internet o correo postal etc, en fin lo que trato de decirle es que todos tenemos un don, medio o facilidad de comunicación en particular y TODOS sirven, por lo que NO HAY EXCUSA y siempre estamos expuestos a gente necesitada de Dios y usted puede ser el canal que el Espíritu de Dios ocupa para esa labor.

Héroes

Sea un héroe en el reino de Dios, aunque nadie se lo reconozca aquí, aunque se rían de usted, aunque le insulten o le humillen usted puede ser un héroe de Dios y eso que otros no ven Dios si lo va a ver y lo recompensará y su esfuerzo nunca será en vano, habemos muchos que ponemos nuestro granito de arena y somos testigos de esta verdad, Dios recompensa al que siente carga y actúa a favor de la salvación de otros.

Recuerde que usted estará rescatando gente del castigo eterno y de las miserias del diablo, eso es heroico, pero no espere que la gente entienda lo que usted hace ni espere que le feliciten por esto, nuestra lucha es espiritual por lo que la gente que no es del Espíritu de Dios no le va a comprender y muchas veces se le va a oponer pero su trabajo en este mundo será mucho más importante que cualquier otro trabajo existente en esta tierra y aunque usted caiga mal y aunque le encuentren fastidioso, siga dándole guerra al diablo y no se desanime por la oposición que el señor viene pronto y con él su recompensa.

“Sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.” (Santiago 5:20)

¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho. (Apocalipsis 22:12)

Que el Señor les mantenga firmes hasta el fin.

Su amigo y hermano en Cristo,

Juan C. Sancho

A %d blogueros les gusta esto: