Deje de intentarlo solo(a), Dios quiere ayudarle

Escrito por | 0 comments


Todos hemos experimentado situaciones que parecían imposibles de manejar. Puede que haya sido un desafío financiero, la pérdida de un ser querido o una mala noticia del doctor. Cuando las cosas parecen sin esperanza, y usted siente que está en su peor faceta, es el momento de volverse a Dios y de buscarle con todo lo que tiene.

Salmos 46:1Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Es posible que sienta que está solo en sus circunstancias, pero Dios es nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Aunque sería genial que El Señor siempre realizara algún tipo de obra inmediata y sobrenatural en las circunstancias difíciles que enfrentamos, usualmente Él no es actúa de manera ostentosa y llamativa, Él tiene su forma de lograr sus objetivos de una u otra forma, la mayoría del tiempo de la manera en que menos esperamos.

La herramienta perfecta

Usted debe recordar que posee una herramienta poderosa: La Palabra de Dios. Esta es su manera de salir de cualquier situación. La Palabra de Dios es infalible y poderosa contra cualquier situación, cuando se medita en ella, se confiesa y se pone en práctica, podrás ver cambios en tu vida radicales.

Hebreos 4:12Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Si bien los hechos acerca de su situación pueden parecer desoladores, la verdad que se encuentra en la Palabra de Dios trae la luz, la esperanza y liberación. Usted no puede manejar todos los desafíos de esta vida solo, y Dios no quiere que lo haga, muchos viven intentándolo solos y acaban angustiados, derrotados y cansados. Dios te ama, y siempre y cuando usted crea esto en su corazón, usted tiene acceso a su intervención divina.

Romanos 8:38, 39 dice: Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra criatura, nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

No se deje engañar

No permita que el diablo le convenza de que Dios no le quiere o no le ayudará. El enemigo quiere robar su confianza en Dios. Él sabe que si puede lograr que usted se sienta aislado del amor de Dios, usted perderá la esperanza, y su vida se convertirá en un campo de batalla de caos y destrucción. Lo que quiero que entienda es el hecho de que el enemigo quiere influir en cómo te sientes y cuando usted permite que las presiones de la vida influyan en sus emociones de una manera negativa, lo más probable es que tomará decisiones equivocadas basadas en esa situación negativa.

Debido a esto, es importante que usted le de más atención a la Palabra de Dios que a lo que está sucediendo a su alrededor. Adentrarse en la Biblia y meditar en las Escrituras que hablan de su situación actual es medicina al cuerpo. Permita que sus sentimientos pasen a ser gobernados y controlados por la Palabra de Dios para que sus decisiones y acciones puedan llevarle por el buen camino. En la vida, usted experimentará buenos y malos momentos. Esa realidad nunca va a cambiar. Cristianos y no cristianos por igual, sin embargo Dios estará allí para usted a través de toda circunstancia.

Josué 1:9 declara: “Sé fuerte y valiente; no temas ni desmayes, porque EL Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Conclusión

Tal vez usted se enfrenta a una situación en la vida en la que se pregunta si Dios va a intervenir o no. Recuerde, la Biblia declara: nada puede separarnos de Dios y de su amor. Usted no puede comprender todos los detalles del plan de Dios para su vida, pero cuando crea en su corazón que Dios le ama, sentirá que no está solo en esa batalla, que Él está ahí en control de todo a pesar de que tan difícil veas todo y tu carga se aliviara hasta que salgas de eso.

Cuando se tiene confianza en Dios, se tiene confianza en lo que su palabra dice acerca de esa situación. Él no es un Dios impersonal el cual está en el cielo desconectado de la realidad del día a día en su vida. Él sabe exactamente cuándo intervenir. Transfiera toda su ansiedad al Señor, y no trate de llevar usted mismo la carga. Él quiere ayudar.

1 Pedro 5:7 “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.”

Que El Señor Jesucristo les mantenga firmes hasta el fin.

Su amigo y hermano en Cristo,

Juan C. Sancho

A %d blogueros les gusta esto: