¿De quién es tu corazón?

Escrito por | 0 comments


¿Cuál sería su respuesta si alguien le preguntara ¿Tiene usted un corazón dispuesto a Dios?.

Todo aquel que tiene un corazón dispuesto a Dios es una persona que pone la Palabra de Dios y su voluntad más alto que cualquier otra cosa, más alto que su familia, dinero, trabajo, estudio, estatus social y por encima de ella misma.

Aquella cosa que sea lo más importante en su vida, se reflejará en todo lo que usted haga, todo el mundo lo notará y se dará cuanta que usted está atado y ligado de corazón a aquello, pues todos pueden ver el afán, el amor y el tiempo que usted invierte en aquella cosa.

Se ha preguntado usted alguna vez ¿Qué es lo que me motiva todos los días? ¿Es Dios? o ¿Es el dinero y la acumulación de cosas materiales? ¿Es su familia? ¿Es su esposo(a)? ¿Es su trabajo? ¿Es su apariencia y su vanidad? ¿Son los problemas y las deudas? ¿Son las situaciones difíciles y complicadas las que no le permiten enfocarse en lo bueno? o está usted buscando de verdad el llegar a ser en esta vida lo que Dios ha destinado que usted sea, sin importar lo que esto sea.

El corazón del hombre es su motor y no hablo del corazón físico que bombea sangre sino del corazón emocional, del interno ese lugar donde existe la fuerza de su vida y de donde nace lo bueno y lo malo en usted.

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Mateo 6:21 dice, “Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.”

Analice y medite que es lo que usted realmente valora, y se dará usted cuenta que es lo que ha venido a ser el centro de su vida. Si su casa, automóvil, familia, pareja y dinero son sus tesoros, entonces usted ha encontrado lo que es más importante para usted en su vida. Si Dios es su tesoro; si Él es su deseo principal, entonces su corazón está con Él.

No sugiero que el poner énfasis en nuestras familias, trabajos, conyugues e hijos sea malo, ¡No! de hecho es muy importante, pues una familia, trabajo y vida estable es un reflejo de una vida plena en Dios. Lo que trato de decir es que existen prioridades, la familia, el matrimonio, el trabajo, los hijos son importantes, pero nunca deben serlo más que Dios, ese es el énfasis.

Dios es la cabeza, el primer lugar debe ser de Dios siempre, el trono es de él, si en el orden de sus cosas Dios no está primero, es un buen comienzo para entender por qué nos está yendo mal en tantas cosas, pues Dios es la cabeza y es él quien da el balance.

La biblia dice en el Salmo 127 verso 1 que “Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el SEÑOR no guarda la ciudad, en vano vela la guardia”.

Este verso tiene una aplicación profunda y nos habla de una gran verdad, y es que si Dios no está involucrado en nuestras obras, no hay garantía de que aquellas cosas vayan a salir bien.

Lo que nos dice a usted y a mí este salmo es que si El Señor no edifica nuestra vida en vano se hace tanto esfuerzo, pues nosotros somos débiles e inclinados a hacer lo malo pues esa es nuestra naturaleza y nuestros esfuerzos meramente humanos serán obras hechas en arena que en cualquier momento pueden caer.

En fin este salmo lo que nos dice es que si Dios no está en ese lugar de privilegio en su corazón, si no está dirigiendo las riendas de su vida, de su familia, de sus hijos y de su trabajo, usted llevara una carga muy grande usted solo(a), sin la certeza de que las cosas vayan a salir bien, y esta es una forma muy triste de llevar la vida.

Si usted mira a su alrededor, todo lo que usted tiene es creación de Dios, su esposo(a) es creación de él, sus hijos son de él, su trabajo se lo dio él, su casa, automóvil etc. Todas estas cosas son bendiciones que él decidió dárselas, entonces ¿Cómo puede estar en nuestro corazón primero la creación y luego el creador?

Se impactan vidas y conciencias cuando una persona demuestra el amor de Dios en su vida, todos se asombran y quieren saber ¿El porqué? y el ¿Cómo? de que aquel o aquella vivan siempre bien y felices en Cristo y muchos querrán venir a Cristo a través de su testimonio, pues en Cristo hay libertad, hay paz, y hay alegría.

1 Crónicas 28:9 revela la relación de Dios con el hombre y su corazón:

reconoce a Dios, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque El Señor escudriña los corazones de todos

Hay muchos cristianos que dicen que Dios es la cabeza de sus vidas, sin embargo cuando uno examina sus palabras y su comportamiento, la verdad está muy lejos de esa confesión.

Escuché a un predicador decir una vez que la cuenta bancaria de una persona nos dice todo lo que necesitamos saber de él o ella. Él decía que si nuestras cuentas bancarias en su mayoría tuvieran cargos de pago recurrentes de lujos excesivos, bares, casinos, Night clubs, cigarrillos, cervezas etc. es fácil saber que tipo de vida lleva esta persona y el estado de su corazón.

  • Lo primero que debes hacer es examinarte a ti mismo(a) y localizar honestamente lo que ha llegado a ser tu enfoque, tu tesoro y tu prioridad.
  • Empieza por ordenar los asuntos en tu vida conforme a la Palabra de Dios y ponlo a él de primero, antes de tomar una decisión en tu vida o para tu familia o negocio tómalo en cuenta a él y has una oración pidiendo dirección.
  • Antes de hablar con tus hijos y reprenderles por algo habla con Dios primero, todos los días al salir para tu trabajo habla con él y pídele dirección y que te cuide.
  • Antes de salir a buscar un empleo habla con él y pídele que sea él el que interceda por ti.
  • Si deseas dejar el alcohol, el cigarrillo o las drogas háblalo con él y dile lo que te pasa, lo que piensas y la ayuda que necesitas.
  • Tienes problemas con tu pareja en tu matrimonio, habla primero con Dios pídele dirección, y luego ve y habla con tu pareja y si debes de pedir perdón hazlo y si debes de cambiar, cambia y si al contrario lo que tienes que hacer es hablar de algo serio que la otra persona hizo pídele a Dios que te de las palabras adecuadas para tocar el corazón de aquella persona y no hacer el problema más grande.
  • Así que si te preguntabas ¿Como se edifica un hogar con Dios?, es a pura oración mi amigo(a), los materiales para la casa, los clavos, la madera, el cemento, y todo lo demás son las palabras que están escritas en la biblia, la base de la casa es Cristo pues es quien la sostiene, el diseño de la casa lo da él, pero si no hablas con él ¿Como sabrás que construir?, Ponlo en el primer lugar siempre, pídele permiso y dirección como se le pide a un padre, pues él es nuestro padre.

    La buena noticia

    La buena noticia es que con Dios nunca es demasiado tarde, nunca se es tan viejo o tan joven para cambiar, siempre hay un nuevo comienzo, una nueva esperanza una nueva razón para vivir, empiece hoy a edificar su casa sobre la roca, quítela de la arena y constrúyala sobre la roca eterna la cual es Cristo y reserve en su corazón el primer lugar para él siempre y verá cambios en su vida.

    Si usted realmente está deseando ver cambios en su vida hace mucho tiempo, empiece por entregar su vida a Cristo, y proceda a edificar su hogar, su familia, su matrimonio y sus hijos con su ayuda y con él a la cabeza, pues no hay otra forma de conseguirlo, ni otro camino, no hay terapia, ni consejo, no hay solución, sino Jesucristo.

    Si nunca has entregado tu vida a Cristo y deseas hacerlo en este momento, ahí en la privacidad del lugar donde te encuentras repite estas palabras creyendo en tu corazón y se libre desde hoy y para siempre.

    “Señor y Padre celestial, aquí estoy ante tu presencia, reconociendo que solo tú eres Dios, reconociendo que soy pecador(a) y débil y que nada puedo por mi propia cuenta. Hoy me entrego a ti así como soy, a ti te entrego mis cargas y mis defectos y te abro mi corazón, arrepintiéndome de corazón de todos mis pecados pidiéndote una nueva vida con la guía de tu Espíritu Santo. Señor Jesús creo en tu sacrificio en la cruz, creo que moriste por mis pecados y los del mundo y que resucitaste al tercer día para darnos vida y en abundancia. Declaro que por medio de tu sangre hoy soy limpio de toda culpa y a partir de este momento yo te recibo como mi Señor y Salvador. ¡Amén!”

    La Biblia dice en Romanos 10:10 “Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

    Hoy esta decisión voluntaria y tu fe en que Jesucristo puede cambiar tu vida, te han justificado y tu declaración verbal te ha salvado, graba esto en tu corazón y camina con Dios sin mirar atrás, toma valor hoy y empieza a hacer cambios en tu vida y a tomar decisiones correctas guiadas por el Espíritu de Dios y empieza a tomar las riendas de tu vida y de tu familia en el nombre de Jesús.

    Es mi deseo que el Señor Jesús les guarde y les colme de bendiciones hoy mañana y siempre, y que les mantenga firmes hasta el fin. Doy gracias a Dios por ustedes y por que hayan encontrado un pequeño espacio de su tiempo para leer estos mensajes que El Señor pone en mi corazón, ténganme siempre en sus oraciones y recuerden que Cristo les ama.

    Su amigo y hermano en Cristo,

    Juan C. Sancho

    A %d blogueros les gusta esto: